Amateur Radio 2.0

Radio: 
Español

Si has llegado hasta aquí, sabrás lo que es o por lo menos te sonará el término Web 2.0. Es lo que está de moda hoy en día en el ciberespacio. Todo internauta que se precie domina los blogs, las wikis, YouTube, Flickr, RSS, ...

Para los que están en la cresta de la ola incluso ya es un término un tanto obsoleto, pues ya andan pensando más en lo que ha de venir que en lo que nos encontramos por la red en la actualidad. Tengamos en cuenta que el concepto de Web 2.0 se introdujo en 2004, hace aproximadamente 4 años, que es mucho tiempo si pensamos que estamos hablando de Internet.

La Web 2.0 ya está aquí
La Web 2.0 es más un estado de ánimo, una filosofía, una forma de entender Internet que una definición clara. Se trata de una serie de herramientas informáticas que facilitan el intercambio de información, la creatividad y la colaboración entre los usuarios. Ahora la web deja de ser únicamente un escaparate de mírame y no me toques, para convertirse en la feria del 7, del 17 o del 27 de cada mes (o lo que corresponda para los que no son de Ourense), si se me permite el símil. Ahora podemos tocar la mercancía, participar, comparar, opinar, ... Los usuarios son ahora los que añaden el valor real a la web, con sus aportaciones. La web es una plataforma valiosísima de participación.

Pues bien, en relación al campo que nos interesa y que hace que os encontréis leyendo este rollo, la radioafición, radioamadorismo, ham radio o como cada uno la llame en su pueblo: ¿estamos ya en la era de la Amateur Radio 2.0?, ¿hemos estado en algún momento?, ¿ya nos hemos pasado?, ¿llegaremos alguna vez?

La radioafición tiene fama de ser un hobby individualista. Quien esto afirma quizás no esté falto de razón. Muchas veces se habla también de una paradójica falta de comunicación entre los y las (que no sé dónde están metidas Wink) radioaficionad@s. Sin embargo, en un mundo globalizado, ya no somos nadie luchando por libre. La colectividad debería primar sobre los individualismos, ya que la interrelación y la interactividad son permanentes y cuanto más interactivo y colaborativo es uno, mejor posicionado va a estar. Todos podemos aportar algo, aprovechémoslo, no lo despreciemos.

Para algunos dentro de nuestro colectivo, la radio es un mero entretenimiento. Para otros, sin embargo, tiene algo de filosofía de vida. Esto no es nuevo. Una forma de entender las relaciones personales, el esfuerzo, el conocimiento, el sacrificio y la colaboración que no debería morir. Unos y otros son necesarios. Todo esto que se creen haber descubierto unos pocos gurús del ciberespacio hace dos días, ya lo conocemos los radiopitas desde bastante tiempo antes. Aún así, parece que andamos con el paso cambiado. Cada vez más aislados, más encerrados en nosotros mismos, más individualistas y menos propensos al trabajo asociativo en definitiva. Nos gustaría que esto pudiera mejorarse.

¡Viva la Amateur Radio 2.0!

Comentarios

Imagen de Adolfo Cerdeira

He leído con atención este artículo y el paralelismo que establece el autor, me parece la mejor forma de explicar lo que sería deseable, dados los tiempos que corren, en toda labor de creación humana. La capacidad de una sola persona es limitada frente al trabajo en grupo.

A menudo, observamos que disponemos de los medios. Pero falta voluntad. La voluntad con frecuencia se vé interferida por una serie de valores espúreos que la limitan enormemente y que impiden mejores desarrollos.

El escuchar a los demás, el ser permisivos, el tolerar, el aceptar la crítica constructiva, contribuyen en la máxima medida a fomentar el trabajo asociativo. A la participación de los demás, en definitiva.

Los grupos humanos siempre han estado a todos los niveles en un escalón superior a las individualidades y no por categoría sino por simple efectividad. Diálogo, consenso y orden son las claves.

 

Imagen de eb1ajp

tenemos la misma opinion pero se nota quien sabe exponer la ideas de una forma calra.

Añadir nuevo comentario