Una pequeña hazaña, SOTA en Torrecerredo

Imagen de EB1HBK
Español

Ascensión y activación en radio del pico Torrecerredo, referencia SOTA EA1/AT-001 y vértice geodésico VGO-032, por el equipo de cacharreo.es.

Cuantas historias podrían contar unas botas... esta actividad ha sido la mas difícil, hasta este momento, desde que iniciamos las radio-activaciones del programa SOTA hace un año ya. Dos operadores: Alberto EA1GDH y quien esto escribe, EB1HBK nos decidimos a transportar, e instalar, una estacion de radio de HF en el mismo techo de los Picos de Europa. Vale la pena recorrer la galería de imágenes de esta actividad, por que a pesar de las pobres condiciones reinantes durante la misma, hemos podido obtener alguna que otra foto interesante.

 

 

A pesar de que en la abundante documentación disponible en la red que aborda esta ascensión, se la cataloga de "fácil" o "poco difícil" (apenas en algun sitio la clasifican de difícil) nos gustaría hacer alguna matización al respecto.

Si bien es cierto que desde el punto de vista puramente técnico de la escalada, esta ascensión en su parte mas difícil no representa mas que una trepada de grado II o III, tampoco es menos verdad que la gran mayoria de los ascensionistas que la acometen se desprenden en la base de la pared de todo el peso y material accesorio que pueda entorpecerles la trepada. Realizar el mismo ascenso con el estorbo añadido y el peso de una mochila completa y con la roca húmeda por la niebla hace que la cosa presente un color ligeramente distinto.

Otra historia es el riesgo al que te expones, por que una ascensión puede ser a la vez muy fácil, pero tambien muy peligrosa. Ascender el Torrecerredo es fácil; es facil desorientarte si te rodea la niebla (y perderte o meterte en problemas) y también es fácil despeñarte trepando o destrepando. Dejando a un lado la sensación subjetiva de "facilidad" que te invade despues de realizar algo que se te antojaba difícil antes, lo cierto es que el tramo final del ascenso a la cumbre (y por el que hay que bajar luego) se realiza por un despeñadero en el que si comentes un error, o ese saliente del que te estas agarrando, y del que se han agarrado cientos de personas antes que tu, le da por desprenderse cuando tu pasas (las montañas estan somentidas a un proceso de erosión y derrumbe constante, basta ver las pedreras que jalonan sus laderas para darse cuenta)... pasarás a formar parte de las estadísticas de fallecidos ese año en la montaña. Asi de claro, asi de fácil.

Salimos de Orense a las 5 de la tarde del Sábado. Llegamos al collado de Pandébano, tras una buena cantidad de kilómetros de coche, a las 12 de la noche (haciendo los descansos correspondientes, cambio de chofer y un bocadillo en Posada de Llanes). A las 12:45, tras comprobar el material y acomodar las mochilas nos ponemos en marcha hacia la vega de Urriello. El cielo está encapotado y al poco de dejar atras La Tenerosa se nos echa encima la niebla, la cual no tradará en convertirse en una llovizna cansina.

Es la segunda vez que recorro este camino, y la segunda vez que lo hago en plena noche. Subir a la Vega porteando la mochila bajo el rigor del sol en verano es sin duda muy recomendable si buscas sufrir un golpe de calor o deshidratación aguda. Llegamos al refugio de la Vega un poco mojados por fuera y un un poco sudados por dentro. Reponemos agua en la fuente y tomamos un poco de chocolate en el vestíbulo para protegernos del aire frio de la magrugada. En tanto Tomás, el guarda, que acaba de levantarse se mete en la cocina para preparar los desayunos a los huéspedes, nos ponemos de nuevo en marcha hacia la Corona del Raso. Un pequeño descanso antes de la subida mas fuerte en el que cabeceamos unos minutos. Esta comenzando a clarear y al poco rato de reanudar la marcha ya podemos avanzar sin las linternas.

 

 

 

 

Cuando superamos la canal de la Corona ya podemos decir que es oficialmente de dia. A ratos la llovizna amaina, a ratos regresa, pero la niebla pegajosa y mojadiza no nos da tregua. El sendero hasta la Horcada Arenera es agradable, sin embargo, una vez alli el viento frio sopla con fuerza. Justo en la Horcada nos cruzamos con dos montañeros que van de camino al refugio. Han estado acampados en la base del Torrecerredo sin poder subir por el mal tiempo y además han pasado muy mala noche por la lluvia y el viento. A pesar de la protección de la tienda, se les ha mojado casi todo. Nos despedimos en seguida para salir rápido de la Horcada antes de que el aire gélido nos deje entumecidos por completo. Desconocemos por completo el camino a partir de aqui, menos mal que nos hemos traido a Mister Garmin.

Justo antes de atravesar unas llambrías con un paso "delicado" (es otra de las gracias de los recorridos de montaña, aun no estas ascenciendo nada, tan solo caminas por un sendero, pero si te resabalas o das un traspié, vas a dar con el cráneo en una pedrera que esta unos 30 metros largos mas abajo. Y por mas que lo intento no consigo dejar de pensar en el efecto que producirian sobre una sandía cayendo desde esa altura las cortantes aristas de la roca caliza...) vislumbramos un abrigo en la pared justo por encima del camino. Nos acercamos a inspeccionarlo y nuestras miradas se cruzan con un mismo pensamiento: son ya las 9 de la mañana y la necesidad de dormir esta comenzando a pasarnos factura. A pesar de que la niebla se introduce por la ámplia boca humedeciéndolo todo, al menos no nos llueve encima, de modo que sin pensarlo dos veces, asi mojados y todo, nos metemos en los sacos para dormir un poco.

 

 

 

 

No reanudamos la marcha hasta 5 horas despues, 4 y media para recuperar sueño y 30 minutos para comer algo y calentarnos un cafe. Mientras descansábamos nos adelantaron varios grupos de personas, pero ahora vamos completamente solos. Se me antoja que en estos parajes el paisaje debe ser sobrecogedor, al menos es lo que dice todo el mundo, nosotros no podemos decir ni que si ni que no, por que continuamos avanzando sumergidos en la niebla.

Justo unos metros antes del tramo final, donde hay que comenzar a trepar, nos encontramos con un mozo leonés que llevaba un buen rato llamando a su compañero a gritos. Hacía mas de una hora que había perdido contacto con el y la niebla no daba posibilidad alguna de localizarlo en la distancia. Acordamos decirle a su compañero, en caso de encontrárnoslo, que el le aguardaba allí. Nos lo encontramos un par de terrazas mas arriba, cuando ya bajaba despues de andar de aqui para allá sin terminar de encontrar el itinerario que llevaba a la cumbre. Nos propuso ascender juntos y allí le esperamos descansando un rato mientras se fué en busca del otro que le aguardaba mas abajo.

Los cuatro alcanzamos la cumbre a eso de... pues no se ahora exactamente la hora, tendré que consultar el track de Mister Garmin, pero quizas eran ya las 4 de la tarde.  Tras los consabidos apretones de manos y las fotos de rigor, ellos iniciaron sin demora el descenso y nosotros nos apresuramos a montar el campamento e instalar las antenas. Durante la trepada el tiempo aclaro un poco y como estábamos a sotavento, la roca no estaba mojada, aunque si húmeda. Pero ya en la cumbre y apenas terminamos de levantar la tienda comenzó a levantarse un molesto viento que trajo consigo de nuevo la llovizna.

Arrullados por el rumrum de las ráfagas de viento, igual de cómodos que anchoas en su lata y con todo el equipo o húmedo o mojado, Alberto no tardó mas de unos segundos en quedarse "parjarito" en cuanto se metió en el saco. La temperatura descendió mucho y el frio me entumecia las manos miestras preparaba el equipo de radio. Menos mal que habia tenido la prevision de proteger el FT-817 y el resto de material electrónico sensible dentro de bolsas Zip impermeables.

El dipolo experimental para 40 con el Deguonder y las dos Workman funcionaba muy bien, al menos tenía una nivel de señal en la banda de S9. Unos cuantos CQ sin resultado en los huecos menos saturados y luego me fui en busca de otras bandas mas silenciosas explorando la propa con la antena vertical plegable. Como fuese que yo también comenzaba a dar cabezadas de sueño, cambie a 144 y 432 haciendo unas cuantas llamadas por aqui y por allá. No respondía ni el eco. -"... Veamos pues que repes se pinchan desde aqui..."-, que el lugar desde luego es alto y despejado asi que... unos cuantos daban cola usando potencia EL, algunos superponiendose al pincharlos simultaneamente. Lo mejor fue cuando escucho perfectamente clara y con buena señal la cola del R-6 de Manzaneda, nuestro querido y controvertido RV-60. No puedo decir si alcanzaba a pincharlo, ya que otro RV-60 mas cercano y con señal a tope de escala me respondía tapando la lejana señal de Manzaneda. Bastante divertido con la anécdota regresé a la HF donde completo un QSO en 17 metros. Un rato despues, no se exactamente cuando, recorriendo las bandas yo también caí rendido  al cansancio y con los auriculares puestos.

 

 

 

 

Dormimos, o mejor dicho, pasamos la noche en la misma cumbre. A las 7 AM del Lunes 25, fiesta en nuestra tierra, sonó el toque de diana. Y mientras Alberto calienta los cafes y unos "croasanes" (lo de los croasanes es broma) yo aprovecho para "completar el LOG". El lunes es dia de semana y eso se nota en las bandas. A veces no sabes si solo parecen muertas o realmente lo están. El cuarto QSO completado nos deja mas contentos que unas pascuas y cerramos la estación. Habíamos pensado iniciar el regreso a la 10 de la mañana, pero finalmente nos pusimos en marcha a las 11 y media. Como parecía que el dia quería abrir, nos hicimos un poco remolones para dar tiempo a que el calor solar disipase algo el frio y empujase la capa de nubes hacia el valle. Tuvimos suerte. Con un poco de aire y un poquito de sol incluso casi se nos seco parte del equipo antes de que volviese a cerrarse la niebla. Hasta se nos presento la ocasión de tomar alguna fotografía interesante. ¿Que mas se puede pedir? aparte de no mancarnos en el descenso, claro.

Todo fué bien, salvo que de no ser por la inestimable ayuda de Mister Garmin para desandar nuestros pasos del dia anterior, hubíesemos finalizado la jornada en sabe dios donde. Asi de traicionera puede llegar a ser niebla en Picos de Europa. Unas 8 horas y media despues de ponernos en marcha desde la cumbre del Torrecerredo, alcanzábamos el coche en Pandébano. Ni siquiera nos detuvimos en el refugio del Urriello para saborear la correspondiente cerveza. Otra vez será, digo yo.

Merendamos sobre el prado, al ladito mismo del coche, en tanto nos quitábamos las botas para comprobar que nuestros pies no se hubiesen convertido en filetes tártaros, aunque evidentemente estaban en proceso de serlo. Y ya con un calzado mas apropiado  encendimos el motor que habia de llevarnos de vuelta a casa. A las 3 y media de la mañana estábamos de regreso en Orense.

Tanto para Alberto como para mi ha sido la primera vez que ascendemos  la Torre de Cerredo, y no sabemos si alguien mas habrá hecho radio desde allí arriba o hemos sido los primeros en desarrollar una actividad de esta índole. Pero esto en el fondo tampoco es tan importate. A pesar de las dificultades, sobre todo climatológicas, que nos encontramos, hemos podido "disfrutar" a fondo de esta actividad mixta.

Y desde luego para nosotros, en nuestro pequeño universo cotidiano, todo ello en conjunto representa una pequeña hazaña.

 

73. J.Moldes -EB1HBK-

Comentarios

Que decir.......? La experiencia a sido gratificante, personalmente, echamos de menos que otras personas no hubiesen podido venir con nosotros, pero en nuestra mente y en nuestras vocas suergieron sus nombres. A ellos y para ellos también es este pequeño logro en nuestro largo camino del SOTA.

 

No estoy del todo seguro si me atrevería a ir otra vez a la alta  montaña, pero  ¡¡¡¡¡COMO MOLAAAA!!!!!!!

Imagen de EB1AGG

Buenos dias a todos, acabo de leer la crónica de la actividad y he de reconocer que me quedaba leyéndolo sin pestañear ni una sola vez.

Me alegro que aunque la cantidad de contactos no fuese elevada sobre todo por ser un lunes el día dedicado a la activación al menos hayáis disfrutado de la expedición en sí, que es lo importante y no menos importante es el no haber sufrido ningún percance. De lo cual me alegro enormemente.

 Aunque a las malas sobre todo en esa zona dónde el deporte de montaña tiene un porcentaje de actividad bastante elevado seguramente habría algún destacamento del GREIM con un equipo de radio monitorizando la frecuencia R.S.M. o bien algún refugio. Supongo o quiero pensar que así es.

Gracias por la crónica tan completa y amena en su lectura Javi, aunque la verdad, como se disfrutan más estas "batallitas" es en persona al lado de una buena cerveza o un buen cafe.

@Miky  tío ... así es la ley de Murphy (un gran cabrón) ;-)

Non vos manquedes!!

Saludos. 

 

Other bands play! ManOwaR kill!

uf menuda aventura compañeros,yo por mi parte el domingo a las 11:00 ya tenia operativa las estacion de HF luego con tranquilidad monte la estacion de satelites con un gran chasco ya que a pesar de llevar el portatil con el orbitron,no hubo ningun pase decente hasta las 15 horas,intente escuchar la ISS en el pase de las 12:50 y nada de nada,he tenido salvo en los pases cercanos las antenas orientadas mas o menos hacia vuestra posicion pero no escuche nada de nada,en HF hice unos 5 ó 6 contactos todo en QRP con el ic-718 y la antena caña todo un exito,ya que solo la probe un par de veces desde casa,ya de vuelta a eso de las 14:00 hacia mi QTH hice otro contacto cdesde movil con la antena casera que os enseñe en ourense,1.5W en antena banda de 20m y zasca llege pelao pero pelao a francia F5J?? no se que mas(esta en un papel estraviao por el suelo del coche),cada dia me sorprende mas el 817 y la antenita de marras.

Lo unico que me dejo mal sabor de boca fue no realizar un qso con vosotros,ya que subi casi exclusivamente por ese proposito(otro motivo fue probar las antenas y el LNA de 70cm que creo ke peto el transistor antes de disfrutarla,ya que no note incremento de S/R al ponerlo).

Otra vez sera,mi mas sincera enhorabuena por la expedicion

Añadir nuevo comentario