SOTA EA1/OU-004 San Mamed

Imagen de EB1HBK
Español
Llevábamos casi tres años sin hacer radio desde San Mamed, lugar que tan buenos momentos nos reportó durante la actividad desarrollada en temporadas pasadas del MAF. Asi que el penúltimo Domingo de Febrero partimos tempranito desde Orense para realizar una actividad SOTA desde este pico de 1.616 mts aprovechando el intervalo de  calma entre dos frentes borrascosos que ese fin de semana habrían de recorrer nuestra provincia.

Las nubes que suelen engancharse en esta cumbre nos escondieron la gran cantidad de nieve que todavía se conservaba en cotas altas. De modo que el coche se quedó bastante abajo y pudimos disfrutar durante mas de dos horas de una apacible caminata hasta la cumbre sobre un paisaje de postal navideña, como bien ilustran las fotos.

Y fué entonces cuando bruscamente la apacible mañana se terminó. El frente de la borrasca que debía llegar hacia media tarde se adelantó un poquito y nos sorprendió en el preciso momento que llegamos arriba. Nos resguardamos del viento helado detrás de una caseta y bajo una vestisca húmeda y pegajosa montamos el sistema de antenas de un modo realmente precario.

La banda de 40 estaba inutilizable debido al QRN, asi que no le dimos mucha vida a la Workman la cual, a los pocos segundos de colocarla, se había cubierto con una gruesa costra blanca. El primer QSO, un HB9 móvil en 20 metros, entró pronto en el log pero no así los siguientes ya que Marcos EB1WM se las vió y se las deseó para entresacarlos del ruido.

Nada en 40 y menos aun en 144. Los cuatro QSO's suficientes para validar la actividad se lograron gracias al tesón y paciencia del operador. Tres en 20 metros y uno en 18 MHz. Fué curioso observar una apertura en 12 metros con algunas estaciones XE y LU que llegaban mas fuertes que el repetidor local de VHF. Estas señales eran interrumpidas de golpe por fuertes ráfagas de QRN que a los pocos segundos se iban tan bruscamente como vinieran, dejando de nuevo la banda limpia y con señales cristalinas. El efecto del ruido recordaba mucho al de un aguacero torrencial que alguien abriese o cerrase de golpe mediante un grifo.

Cuando ya no aguantamos mas el mal tiempo corrimos a guarecernos en un pequeño refugio que hay un poco mas abajo y allí con mucha humedad y bastante frío aguardamos a que pasase lo peor del frente antes de bajar. Empleamos las últimas luces del día en alcanzar el coche a donde llegamos ya en noche cerrada.
73. J.Moldes -EB1HBK-

Añadir nuevo comentario